Monday, January 21, 2008



CÓMO ACABAR CON ALGUNOS GENES

Hoy no voy a escribir el post semanal en forma de díalogo (es decir recurriendo a "mis" dos chicas virtuales, una de las cuales - la cuyas réplicas siempre escribo en cursiva - es un pelín menos espabila' que la otra), sino que voy a retomar el camino del post más clásico.

Como sabéis me dedico ahora a cruzar noticias (buenas o malas, por más que las noticias sean en sí del todo buenas y/o del todo malas, dualidad en la que ya no creemos los quienes hemos hecho del matiz una forma de ética mental) y lo cierto que es hoy, al cotillar por los periódicos online, lo he tenido fácil.

Leo para empezar que la avaricia sería cuestión de genes. Lo dice el departamenteo de sicología de una universidad de Jerusalén (no comments please, no caigamos en lo fácil y en los tópicos).Tener el puño abierto no tendría tanto mérito y tenerlo cerrado sería más bien una fatalidad o mejor dicho una pequeña patalogía, pues la agilidad de los dedos a la hora de apoquinar la pasta tendría un origen genético. Vale. Ya lo sabemos, la genética acaba justificando todos los comportamientos y les brindan atenuantes a quienes tengan defectos, es decir a everybody.

¿Es buena noticia entonces? Me imagino que si tienes amigos a los que les han tocado el gen de la generosidad, mejor para ti pues te beneficias de sus gestos desinteresados y es también buena noticia para ti si te han tocado tales genes ya que eres una persona a la que le gusta compartir y me parece que eso es mejor a la larga para la salud aunque mucho peor para la cuenta de ahorros.

Por otra parte, nos enteramos de que el Clinic ha puesto en marcha el primer banco de ADN en Fibromialgia. El Clinic es - como sabréis ¿no? - un hospital de Barcelona (ahorrémonos los tópicos y los chistes fáciles, pues tengo un lector que se llama Jaume Moíses Pons Blumental y si me lee va a sentirse ofendido a lo mejor), pero puede que os falte informaciones sobre la fibromialgia.

¿Es la creación de este banco de ADN una buena noticia? Me parece que lo es para varias cosas. En primer lugar porque puede ayudar a currar las patologías en cuestión. Luego se supone que las personas que dejen su ADN al banco (a no ser que puedan venderlo, claro), son personas generosas, right ? Entonces si es en mayor parte el ADN de las personas que tienen el gen de la generosidad el que sirva para los estudios, conseguiremos zafarnos de los genes de la tacañería poco a poco.

Acabar con la tacañería : ¿es ésta una buena noticia? Lo será ¿no? ¿No es más ameno vivir en un mundo generoso? Pero ¿qué opinan del tema los bancos y las cajas de ahorro? ¿Algún tiene el mail del señor Botín? Me encantaría tener una opinión suya al respecto.

Mientras tanto voy a conformarme con pasar por el cajero automático. De la Caixa, claro. Porque los de la estrellita azul de Joan Mirò me han pillado ...

By the way, entramos dentro de poco en el año chino de la Rata. ¿Es tacaña la Rata? ¿Tendrán que crear algún banco de ADN para ratones y ratas para averiguarlo? ¿Qué tipo de roedores acudirán al laboratorio?

8 comments:

Mary said...

Y me pregunto yo, al hilo de último párrafo del post, si estos experimentos los hacen con ratas, ¿en que comportamiento se manifiesta la generosidad de la rata? ¿ y la tacañería? La carga genética sirve para justificar cada vez cosas más dispares, ¿tendrá que ver con el cambio climático? ¿Será el primo de Rajoy generoso o tacaño?
Cualquier día me hago creacionista o ciencióloga, aunque me pongas los comentarios en cursiva.

Ramón said...

Cuándo vas a poner una foto tuya? A ser posible desnuda :)

Sakena said...

buenss preguntas Mary.

¿Es el primo de Rajoy generoso o tacaño?
Por lo visto no nos ahorra sus comentarios,con lo que diría que es generoso ...

¿Cómo se manifiesta la generosidad de la rata? Habrá que preguntarlo a las alcantarillas ...

Un beso.

Mary said...

Añado un nueva pregunta a tu pregunta, Isabel:
Si para denominar a un tacaño utilizamos la palabra rata ¿cómo podemos estudiar la generosidad a través de ellas?
Conclusión: estudio fallido. Habrá que probar con los cerdos, que son generosísimos.

Sakena said...

Excelente pregunta María.

Igual hay ratas mutantes, ratas generosas. En las ratas el gen de la generosidad es recesivo (como él de los ojos azules en los seres humanos).

Estudiar el cerdo no es mala idea, pero se acaba el año del Cerdo (de fuego, creo) dentro de nada y entramos en el año de la Rata.

Haré un collage con la Rata y lo colgaré en el blog. Un beso.

Josia said...

Un monje nacido en este signo había dejado su vida y andaba bajo los puentes y los árboles en las orillas de los ríos.
Un compañero lo buscaba entre la gente y creyó reconocerlo, barbudo y envejecido.
Echó unas monedas al aire ante la multitud y, antes que cayeran, unas sucias manos las habían cogido al vuelo.
-Ah, eres tú: la rata.

Josia said...

Un monje nacido en este signo había dejado su vida y andaba bajo los puentes y los árboles en las orillas de los ríos.
Un compañero lo buscaba entre la gente y creyó reconocerlo, barbudo y envejecido.
Echó unas monedas al aire ante la multitud y, antes que cayeran, unas sucias manos las habían cogido al vuelo.
-Ah, eres tú: la rata.

Josia said...

Un monje nacido en este signo había dejado su vida y andaba bajo los puentes y los árboles en las orillas de los ríos.
Un compañero lo buscaba entre la gente y creyó reconocerlo, barbudo y envejecido.
Echó unas monedas al aire ante la multitud y, antes que cayeran, unas sucias manos las habían cogido al vuelo.
-Ah, eres tú: la rata.