Wednesday, November 14, 2007

LA CRISIS DE IDENTITAD DE LA MONARQUÍA BELGA

Cuando haya traducido para los queridos lectores que no dominan del todo el francés (hay técnicas para aprenderlo) lo que dijo la presentadora del telediario belga hace unos meses (un poco de paciencia, tenéis que tragaros unas líneas antes de enteraros del maravillso lapsus), entenderéis que los problemas actuales de nuestra monarquía borbónica - a los que acaban de sumarse la separación de Elena y Jaime de Marichalar - son menudencias en comparación con la crisis de identitad por la que está pasando Alberto II, monarca del pequeño país nórdico que tantos lamentos inspiró a uno de sus súbditos más universales : Jacques Brel.

Detalles nimios son de hecho las preocupaciones de nuestra simpática y prolífica familia real.

Que Juan Carlos se tranquilice y absuelva al apuntador que le murmuró una réplica cañera el sábado pasado en la cumbre iberoamericana, que dé su sentido del honor por lavado de cualquier mancha sospechosa al haber sido condenados tanto el guionista como el dibujante del Jueves a una multa de 3000 euros cada uno, que entienda que los manifestantes que quemaron su foto lo hicieron por no atreverse a quemar una imagen de Mohamá en la calle (pero ¿qué imagen? si no hay retrato robot del profeta), que sepa que Mohamed VI le reprochó su visita a Ceutá y Melilla por ser celoso de su peculiar dicción y de sus corbatas. Y por fin que se diga que la separación de su hija mayor es una excelente noticia para tod@s l@s que no pueden dormir desde hace años por tener tremendas fantasías sexuales tanto con Elena que con Jaime, quizás con los dos a la vez, lo que denota cierta perversión, quizás más bien algo de fetichismo. ¡¡SSÍÍ!! Ambos están libres ahora y podemos ligárnoslo, para mí es la mejor noticia desde que me he enterado de la invención del exprimidor de algarrobas (de diseño, sobra decirlo).

Lo que le pasa al rey de Bélgica es mucho más grave según declaró la presentadora hace unos 4 meses. Dijo la mujer que el rey se recuperaba en el hospital de una fractura del cuello ... ¡¡del útero!!

Ya sabíamos que Bélgica estaba atravesando una profunda crisis de identitad, que llevaba meses sin gobierno al no ponerse de acuerdo los flamencos con los walones (francófonos) y viceversa y ahora como guinda del pastel nos enteramos de que su Rey es una drag queen, perdona, un transexual. Si ésa no es confusión de género ... para que luego Ana Botella se haga un tremendo lío con las peras y las manzanas y Juan Carlos se sienta orgulloso de ser un verdadero caballero ibérico (de remoto origen galo, claro está, pero en Francia hemos superado la temporada borbónica desde hace tiempo, un poco más de dos siglos).

Bueno, la a quien se le trabó la lengua de verdad fue la presentadora que en lugar de decir "col du fémur" (cuello del fémur) dijo "col de l'utérus". Gracias a este estupendo lapsus se ha convertido en una estrella en el planeta youtube francófono.

Ay, pobre Alberto II : se rompió el cuello del útero. Bueno, espero que no se le rompió el DIU de paso, que bastante sobrados vamos de prole real en Europa ¿verdad?

Ahora que me lo pienso : ¿no será que le operaron de urgencia porque tenía un embarazo extrauterino?

3 comments:

unantonio said...

No tengo ni idea de francés, pero vamos, la chica está bien maja y con ese francés, me pone.. un huevo.

Felicidades
Muy gracioso.
Bss

Beta said...

¿Y tu estás libre? Pon alguna foto tuya.

ladygoogla said...

Antoine, te aseguro que si entendieras a la primera cómo la chica mete la pata te partirías tanto que te olvidarías del tema sensual.
Se supone que hacer reír a una persona es una de las mejores maneras de seducirla, pero a la hora de la verdad una carcajada puede resultar contraproducente ...

Beta, pues sí se supone que estoy bastante libre y me pensaré lo de la foto!!