Friday, January 05, 2007

















EN CONSTRUCCIÓN

Si tuvieras que elegir el título de una película patria que mejor defina la España actual ¿por cuál título te decantarías?

¿La mala educación? (eso lo dirán los oponentes a la LOE). ¿Qué he hecho para merecer esto? (lo que dijeron los afectados de Air Madrid, los que sufren la subida del euribor). ¿Los aires difíciles? (para los que sufren la contaminación). ¿La suerte dormida? (los que iban a comprarse un décimo premiado y no lo hicieron). ¿Un franco, 14 pesetas? (para olvidarnos del pelotazo ruinoso del euro). ¿El camino de los ingleses? (para saberlo todo acerca de las rutas de los bares con tapas gratis).

Personalmente optaría por en construcción, el bello documental que José Luis Guerín nos brindó hace casi un lustro ya. Basta con zurcar la mayoría de nuestras carreras y meterse por las afueras cada vez más tentaculares, cada vez más descentradas de las ciudades para darse cuenta de que la grúa es la planta silvestre que más crece en nuestras tierras. Vivimos en un país en construcción perpetua aunque unos gilipollas se hayan empeñado hace poco en hacernos creer que estamos metidos en otro guión, llamándose este "en destrucción".

Hablando de gilipollas, me refiero al puñal de bárbaros (que igual jamás han tenido que ganarse la vida y la de su familia en la obra) que han convertido un aparcamiento en unas toneladas de tristes escombros debajo de los cuales dos vidas se han visto sepultadas y que han puesto en apuros a un presidente de gobierno que apostaba por las virtudes del díalogo.

Me gustaría pensar que el atentado de Barajas es un acto de catársis que presagia unos días mejores, que estamos ante el último sobresalto de unos grupúsculos que han actuado así porque ya no saben por dónde tirar pero me temo de que esos deseos sólo sean expresiones del wishful thinking británico y que resulte muy que muy difícil erradicar las ideologías rancias que quieren imponer sus leyes caducadas.

Y todo eso, lo formula mucho mejor Eduardo Madina en la entrevista que concedió el 31 de diciembre al país semanal. Que por cierto la fecha no ha de engañarnos, la entrevista se hizo antes del atentado pero aún así o justamente por eso, resulta muy útil y grato leer las sabias palabras de Eduardo y su mensaje lúcido e inteligente.

Y bueno, aunque nos quejemos a menudo de las obras que tenemos que sufrir, aunque vivamos en fincas que parecen en perpetua reforma como si el gremio de la albañilería padecería la maldición de Sísifo, quizá tengamos que preguntarnos si preferimos vivir en un país en construcción o en destrucción. Ahora, claro, tendríamos que pedirles a los gobernantes que hicieran algo para que las constructores aprendieran el sentido de las palabras "desarrollo sostenible", que mucho anafalbetismo simbólico se da por allí.

Un ejemplo : la foto de este blog que saqué hace unos meses en Fuerteventura ... hormigón en el desierto, líneas de hormigón que se funden con el horizonte.

Horizonte de hormigón, ¡basta ya! Toneladas de hormigón en Barajas, ¡basta ya!

Señores promotores, se puede construir cosas más interesantes sin recurrir al hormigón. Que lo sepáis ...

Y para terminar, deciros que la maldición de Sísifo es el nombre de un blog escrito por Telémaco que os recomiendo.

5 comments:

Anonymous said...

Pobre Lady Googla, creo que 2007 será todavía peor que 2006. Como se acerca las elecciones municipales, tendrán que seguir con más obras en la calle para dejarlo todo limpio antes de las fechas de votos. Y otra vez el PP saldrá como una estrella con estas malditas historias... A lo mejor se hara tambien un terreno de golf en pleno centro? Sera una buena idea, no? Faltaba eso en nuestra capital española

ladygoogla said...

Querido Monsieur le Guiri,
Como ya sabrás si llegaste a leer los posts de mayo del 2006 de mi blog anterior, apuesto por el minigolf que considero todo un símbolo del desarrollo sostenible.
Un minigolf en la Puerta Sol con el hoyo 18 correspondiendo al km cero, es una idea estupenda.
Voy a llamar a mi Bertinho (Alberto RG) ahora mismo para sugerírselo.

Indra said...

Si quieres saber lo que es desequilibrio humano y ambiental, pásate por Panamá. Allí, los árboles centenarios le están dando lugar a edificios de 100 pisos y condos! Una verdadera matanza de la biodiversidad y un desequilibrio que se siente cada vez que ves un grupo de mapaches (sí, mapaches!) entrando a los restaurantes que quedan en la costa!!! Todo por el progreso. Yeah right! Esta película podría llamarse Apocalipse Now.

Anonymous said...

Gracias por tu recomendación Sakena.

Me uno incondicionalmente a tu ¡basta ya!.

Actualmente parece que el motor del mundo es el deseo de tener cada vez más, que no tiene más sentido que por ejemplo el deseo de comer cada vez más. Y sin embargo esta sociedad está dispuesta a sacrificar por ello incluso el mismo planeta.

Y por otro lado los que prefieren la fuerza al argumento, el terror y las bombas a la paz. Los que prefieren la "raza" al individuo y por tanto desprecian incluso la vida humana.

¡Es todo tan absurdo e irracional!

ladygoogla said...

Indra,gracias por tu comentario.Me imagino que la situación que describes es desgraciadamente bastante común en muchos países donde el abismo entre ricos y pobres se hace cada vez más profundo.

Telémaco, muy acertado lo que dices. Y lo peor de todo es que comemos cada vez más, pero sin ganas. Acabo de leer que nunca se hacen más liposucciones que en enero. Demostración del teorema del no apetito glutón. O ¿axioma?