Monday, October 13, 2008

















GMAIL VS BORRACHERA



Mis simbólicos progenitores - Sergey Brin y Larry Page - fundadores de Google y por rebote inspiradores de ladygoogla diversifican tantos sus productos que si se hubieran dedicado a la industria armamentista ya estarían trabajando en la vacuna para la paz para poder cubrir todas las parcelas del mercado y vender tanto el veneno como el antídoto.
Parece que son cada vez menos los sectores que se les resisten y tras haber acelerado la mente de (algunos de) los seres humanos gracias a la excelencia de sus motores de búsqueda, tras volver obsoleto al más sofisticado de los callejeros en papier couché, tras lanzarse a la conquista del espacio y la de los océanos (todos los enlaces que estoy poniendo son retoños del Google...), ahora entran en campaña contra los mails intempestivos.
Eso no quiere decir que hayan encontrado la receta milagrosa para aniquilar cualquier forma de spam. Los que tenéis una dirección gmail me lo diréis, pero a mi dirección de gmail sigo recibiendo un sinfín de propuesta para alargamiento de pene, será que "ladygoogla" le parece el mote de un transexual (ex mujer rehecha hombre)?!
No, el nuevo combate de Google vía gmail no pretende acabar con el negocio de los implantes fálicos y/o mamarios y de los falsos Rolex, pero consiste en impedir a quien (se haya dado de alta en la opción en cuestión y) esté a punto, bajo los efectos del alcohol, de mandar un mail que lamentará al día siguiente como un daño colateral de la resaca impedírselo de una manera sencilla: pidiéndole que resuelva unos sencillísmos problemas de matemáticas para comprobar su nivel de lucidez... En caso de que no los resuelva, no podrá mandar el mensaje.




Ya estamos acostumbrados los que dejamos comentarios en los blogs a tener que escribir letras y cifras en un marco antispam - lo que cuesta a veces dado que las sopas alfanuméricas parecen haber sido escritas por un médico esquizofrénico y manco - y cuando leí lo del filtro del gmail me pareció muy buena idea.



Me acordé enseguida de una amiga que no voy a citar y que me dijo hace un tiempo que le gustaría que existiera algún sistema de detección de estado de embriaguez en los teclados... Que vaya a aprenderse la wikipedia de memoria el o la que nunca lamentó el envío de un mail escrito bajo algún tipo de influencia...



Por eso me parecía digno de interés el filtro del gmail hasta que encontrara el artículo linkeado. Vamos a ver. Personalmente tendría que estar muy que muy alterada para ser incapaz de sumar 37 y 19 (son 66, ¿verdad?) o restarle 38 al 69 (21, right?) y creo que antes de haber olvidado el álgebra más elemental, podría irme de la lengua, mejor dicho de los dedos.
Creo incluso que desde un estado de exaltación - un pelotazo, vamos - resolvería más deprisa un sistema de dos ecuaciones con dos incógnitas (vale, en el instituto era de ciencias) que en ayunas, pero no por eso dejaría de mandar un mail apasionado a un tío que me gustara demasiado...
Igual el truco de gmail está bien para niños de primaria pero ¿mandas mails que puedes lamentar con 7 años?
Desde luego, el "antiborracho" de los G no me convence ni a medias. ¿Y a vosotros?
Lo que sí podrían inventarse es un micrófono que detectara el estado de conciencia de los políticos y en caso de que los aludidos no estuvieran aptos para hablar en público se apagaría automáticamente.
Por lo que me han contado, ya hay una persona interesada en España. Un gallego, según parece. Pero el hombre en cuestión es muy exigente. Quiere que, además de los captores de lucidez, los micrófonos tengan la opción "efecto retroactivo"...
Se me olvidaba: he puesto el "1+1=0" a título de ilustración, pues me parece la ecuación del desamor. Sugiero a los googlianos que incluya el 1+1= en su prueba.
Si el internauta contesta "2", no está apto para mandar el mail.
Si contesta "0", sí que lo está...
¿Ha quedado un poco abstracto este último punto?

4 comments:

launicachica said...

No, ha quedado bien claro

pre-textos said...

Imagino que la idea de google la han tenido un puñado 'nerds' exaltados de esos que se emborrachan de juegos de rol porque si estas suficientemente sereno para encontrar y abrir la puerta de casa (de la tuya) sabrás usar la calculadora del güindous... La cosa debería ser más por el tiempo invertido en responder que por respuesta
correcta o mejor: deberían proteger al destinatario permitiendole saber las memeces o lucideces que dice el 'Sender'.
Sostengo que los borrachos y los niños dicen la verdad (aunque no quieran).

pre-textos said...

por cierto. .. Una más y me voy ya a casa.
Jis jis.

Sakena said...

Es como volver al pasado, un pasado en el que me partía con vuestros comentarios, chica única y pretextos.
Cuestión de ciclos.

Acertado, prete, eso de la puerta, pero ¿qué pasa si vas a un ciber de noche? ¿o si te fuiste de botellón a tu salón y reparas de repente en el portátil abandonado en el suelo? ¿Tendrás entonces que esperar que alguien lo haya pataleado y rociado con whisky del Lidl? (perjudica la tarjeta gráfica, eso me dijeron).

Propongo que uno tenga que arreglar el LHC de Ginebra (acelerador de partículas) antes de mandar un mail comprometedor.

Acojona ¿verdad?