Friday, October 05, 2007


LOS PREMIOS IG NOBEL





Os recomiendo que leáis enseguida el artículo sobre de los anti premios Nobel, un texto sin efectos secundarios malos sobre la salud pero que sí puede facilitaros la digestión y brindaros una mini sesión de risoterapia gratis, lo que no es nada deleznable por los tiempos que corren, que más que correr resbalan desganadamente de una aburrida charla polílica a una cansina reivindicación nacionalista.



Mientras que el runrún televisivo parece un homenaje perpetuo al concepto de "déjà vu/déjà entendu" (ya visto/ya escuchado), hay científicos e investigadores - muchos de ellos de habla hispana - que se dedican a proyectos de cuyo éxito depende más o menos el futuro y la evolución del género humano y de las especies - fauna y flora - que comparten con nosotros el inmenso privilegio de alojarse en la Tierra.


Tras leer el artículo sobre la entrega de esos cachondísimos premios anti Nobel, no sólo me siento menos ignorante sino también que he vuelto a tener la esperanza de asisitir a la llegada de un mundo harto mejor y me imagino que lo mismo os pasará cuando sepáis que dos argentinos han descubierto que el Viagra ayuda a los hámsters a recuperarse del desfase horario que provoca volar.

Haberlo sabido antes, me digo, al acordarme de ese pobre hámster al que conseguí colar en un trolley de cabina burlándome de los controles aéreos en un vuelo Las Palmas de Gran Canaria/Madrid y que luego tuvo muchas dificuldades para hacerse con el ritmo peninsular. Comía a deshoras y eso que entre Canarias y Madrid sólo hay una hora de jetlag, pero de haberlo sabido en aquel entonces, igual le daba cuarto de pasti, cuarto de Viagra, una dosis suficiente para que mi querido roedor volviese a comer con nosotros, siguiendo el telediario de par en par y sin echar de menos el ritmo vital del afortunado archipiélago.


Al mismo tiempo me pregunto si el Viagra les afectará de la misma manera a los hámsters que a algunos varones de la raza humana. De darse el caso resultaría problemático porque algo es que un hámster no te de el coñazo con su jetlag, otra cosa es que tengas que hacerte con los efectos colaterales de un roedor muy que muy salido que se te pone a mear en los lugares más insospechados para marcar el territorio hasta los últimos rincones.

Volviendo a los premios IG Nobel, otra proeza digna de ser mencionada es el trabajo de tres catedráticos de lingüística de Barcelona que han demostrado que las ratas no distinguen entre el japonés y el holandés, hablados al revés. Eso no deja de asombrarme : ¿serán que las ratas distinguen entre el japonés y el holandés hablados al derecho?
Vamos a ver. Gafas se dice "megane" en japonés. Leído al revés, nos da "enagem". "Enagem" ¿significa algo en holandés? ¿Alguien sabe neerlandés por aquí? O ¿puede preguntárselo a una rata que tenga al alcance de la mano?


¿Distinguen las ratas entre el catalán y el valenciano? ¿el mallorquí y el ibicenco? ¿hablados al derecho? ¿al revés? Hagamos una prueba : llevémonos a una rata a escuchar una charla de Carod Rovira y luego a una de Pepe Blanco y observemos detenidamente sus reacciones en ambos casos. Si la rata pone la misma cara de aburrida en las dos circunstancias, ¿habrá que deducir que no oye la diferencia entre el castellano y el catalán?

Vayamos más lejos : se supone que los científicos usan las ratas para mejorar las condiciones de vida de la especie humana, lo que convierte en cierto modo a esos roedores sacrificados en aras del progreso médico en motores a pesar suyo de nuestra evolución.
Entonces, si las ratas no distinguen entre los matices lingüísticos, ¿será conveniente que sigamos peleándonos por diferencias tan insignificantes?

Desde luego esos premios IG Nobel dan mucho que pensar.


Y eso sin hablar del japonés Mayu Yamamoto que se ha hecho con el premio de Química por su método para extraer esencia de vainilla de los excrementos de la vaca. Pero ¿qué habían comido las vacas antes? ¿Helados de vainilla de Häagen Dazs?

¿Cómo reciclarán ese aroma de vainilla? ¿Lo utilizarán para hacer los batidos de vainilla del Mc Donald's? Entonces los batidos de vainilla del Mc Donald's ¿son una mierda?


Eso ha sido un avance del post que escribiré a continuación (mañana o pasado) en el que propondré algún que otro hallazgo merecedor de un galardón tan prestigioso.

Hasta muy pronto entonces. Y tengáis cuidado para no introduciros una espada en la garganta si tenéis un papagayo en el hombro. (Los que han leído el artículo linkeado entenderán por qué).

2 comments:

Adolfo said...

A mí me encanta el premio de biología... creo que después de efectuar el censo en mi propia cama, y dejar de ser el dictador absoluto de toda esa población, pienso convocar las primeras elecciones electorales.

Suena bien: La democracia llega a mi cama.

Un abrazo, amiga y musa LG,
Adolfo

ladygoogla said...

Podría ser la próxima campaña del Ikea, ¿verdad?

Pero ¿te imaginas convocar elecciones entre tanta fauna y flora?
¿Crees que ácaros, bacterias y algas conseguirían pactar?
Difícil lo veo aunque, claro, si se diera la casualidad de que bichos y plantas que pertenecen a especies totalmente distintas son capaces de ponerse de acuerdo y dejar de luchar en aras de la supremacia de su especie, sería un ejemplo deslumbrante para los seres humanos ¿no?

Creo que los nacionalistas de toda calaña tendrían entonces que volver a tragarse sus banderas y demás insignias reivincativas.

Dice la bióloga holandesa (uy, ¿qué lo que fuman en Holanda?) que podemos compartir cama con helechos (será que tu novio o tu novia ha estado en el campo antes) y crustáceos.

¿Crustáceos? ¿Se refieren a almejas?

Hongos, vale, veo de qué puede tratarse.
¿Y algas? ¿Eso te pasará por enamorarte de una sirena?